Esta vitamina liposoluble es importante para el aprovechamiento del calcio y, por ende, en la formación de huesos, dientes y cartílagos (tejido duro y fibroso que recubre el extremo de los huesos de las articulaciones)

Tiene dos formas: la vitamina D2 que es encuentra en muy pocos alimentos y la vitamina D3 elaborada por la piel cuando se expone al sol.

Ambas modalidades se convierten en la forma activa (que es lo que el organismo puede aprovechar) en el hígado y los riñones.

Fuentes de vitamina D:

– yema de huevo

– aceites de hígado de bacalao o de mero

– macarela – salmón

– sardina

– atún

vitamina d

 

Abrir chat
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?
Powered by
/* JS para menú plegable móvil Divi */