Fascitis plantar


fascitis plantarEs un dolor localizado en el talón del pie, desencadenado en la mayoría de las veces por una inflamación de la fascia plantar.

La fascia plantar es un tejido fibroso grueso y tenso situado en la planta del pie que se inserta en el hueso del talón y se despliega hacia delante para anclarse en la base de los dedos.

Su sobrecarga puede provocar desgarros en su inserción posterior con inflamación de los tejidos que la rodean incluyendo el hueso. Esto puede originar la aparición de un “espolón”, que aparece en aproximadamente el 50% de los casos. El espolón es un fenómeno secundario y no el origen del dolor.

No se ha establecido con precisión la causa de la fascitis plantar, pero existe relación con la obesidad y con la edad. Es más frecuente en personas de 40 a 70 años y personas que pasan mucho tiempo de pie.

También tiene relación con deportistas principiantes, de finde semana o que no calientan lo suficiente antes de comenzar la actividad. Es frecuente entre personas que practican deportes, individuos con sobrepeso, personas con arco elevado o pie plano, y a menudo son mujeres con pies largos y estrechos.

El dolor es más severo durante los primeros pasos al levantarse de la cama, disminuye en cierta medida con la actividad por la distensión de la fascia, y reaparece de nuevo tras un periodo de descanso.

Esta patología que lleva al paciente a buscar ayuda por distintas consultas como podología, traumatología, y reumatología, en ocasiones con pocos resultados.

El tratamiento ostepático en un porcentaje muy alto de los casos tiene muy buenos resultados ya que, se encarga de buscar los posibles desajustes vertebrales o sacro-iliacos que a su vez pueden estar provocando una lesión descendente y ser esta la causa del padecimiento.